La importancia del profesorado en la aplicación de las TIC

Actualmente, la omnipresencia de tecnología en la sociedad permite disponer de información y contenidos en cualquier momento y en cualquier lugar. No por ello la escuela y la universidad dejan de tener sentido, puesto que el volumen de datos, imágenes y sonidos no garantizan, por si solos, el aprendizaje ni la educación ni la formación. Al contrario, incluso a veces confunden.

Enric Renau. Editor
11/01/2010
En pocos años la tecnología se ha hecho mucho más presente en nuestra sociedad y, por lo tanto, en las aulas y procesos escolares y universitarios.

Las palabras “nuevas tecnologías” han perdido sentido porqué la tecnología es cambiante por definición lo que conlleva que determinados dispositivos que aparecieron como una gran novedad ya hayan quedado obsoletos y superados por nuevos aplicativos o herramientas.

De la primera calculadora electrónica que llegó en casa hasta el Ipod de que dispongo desde el año pasado, han pasado poco más de treinta años y durante este lapso de tiempo han nacido los ordenadores, los teléfonos móviles, Internet, el correo electrónico, los sms, los navegadores, los portales, la digitalización de los libros y las redes sociales.

Durante décadas era la escuela quien introducía el conocimiento y las novedades a los jóvenes a partir de la transmisión verbal y los libros. En muchos casos, era la principal fuente de formación.

Actualmente, la omnipresencia de tecnología en la sociedad permite disponer de información y contenidos en cualquier momento y en cualquier lugar.

No por ello la escuela y la universidad dejan de tener sentido, puesto que el volumen de datos, imágenes y sonidos no garantizan, por si solos, el aprendizaje ni la educación ni la formación. Al contrario, incluso a veces confunden.

El rol del docente, por lo tanto, es central. Pero debe ser un profesor o maestro –hombre o mujer- que viva y use con naturalidad la tecnología, como lo hacen la mayoría de sus alumnos. No debe ver en la tecnología un enemigo, sino una herramienta de apoyo a su misión principal.

Para ello el centro educativo debe estar preparado en cuanto a la infraestructura y los equipos e invertir de forma continua en estar a la altura de las circunstancias. Debe invertir en formación de los docentes y en contenidos digitales.

La escuela y la universidad tienen un rol central en la sociedad del futuro, pero para ejercerlo deben creérselo y utilizar el lenguaje y las formas que la sociedad ya se ha habituado a usar.

En parte ya se está haciendo este esfuerzo, pero queda mucho por hacer, sobre todo desde el punto de vista actitudinal de una parte del profesorado.

Enric Renau
Editor

Categorias:
  • Actualidad
  • Educación
  • Profesorado

Publicado en:

  • TIC y Educación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: